jose camejo suarez

viernes, noviembre 08, 2013

EL ARTE DEL SOÑADOR



Mensuras de un diálogo

RÈGULO JOSÈ SANTOS
www.poesiaenprosa.blog.com

¡
Qué papirote arguye aquello que se enrola de pepeaito!
Algún interrogatorio divulgado ante el código politiquero bajo el lema a inquirir sin intransigencia menos intransigir expresiones que convaliden sojuzgaciones de principios y valores humanos.
¿Hasta cuando se otorga perdón emite el indigente?
He dilapidado sin  ensanchar hostilidad al perorata abordando la facundia autentica evado lo inescrutable admitiendo la excepción, de igual forma expongo que los errores son para obtener lo victorioso
¡La retahíla genera confusión¡
Se puntualiza lo enfático para no calamitar en la sujeción difundiendo la introspección idónea aclarando lo inverosímil que ocasionalmente genera mal proceder.
¡Cometo una zalamería irreversible¡
Sobre la motivación oportuna dictamino lo utópico o el emblema fìcticio al espejo existencial, propulsa la veracidad sin que la maquinen o manipulen al antojo personal.
¡El hospedaje del sonso basta con ser extemporáneo¡
Al argumentar un criterio verosímil a la tipología de compartir ideas teniendo certeza de disertar lo diáfano soslayo los berrinches decrépitos.
¡Exceptuaré lo que háyase de prorrumpir sin mirar la facultad ufana!
De acuerdo con Eurípides, al topar con la piedra que moldea lo evidencial aliado a lo portento se concreta en realzar lo deleble sin exteriorizar la ignominia.



Ponderancias de un diálogo

RÈGULO    JOSÈ    SANTOS
http://prosaenverso.wordpress.com/

            Amigos(as), conformantes del tricolor patrio y más allá de nuestras fronteras; hacedores de sueños que batallan día a día contra las adversidades encontradas en la rutina, promotores comunitarios y culturales que avanzan por estas calles de la ciudad en son efusivo realzando las expresiones populares, integrantes de toldas de diferentes colores, sembradores de ilusiones que edifican con fortaleza, valor y ahínco la esperanza del mañana conforte a vivir dignamente aunados a los principios y valores humanos, religiosos, morales, entre otros.

      Cabalgan espacios entre celajes campestres, sabanales, juglares, marinos, montañosos, desérticos, rurales y urbanos, con el firme propósito de trazar horizontes de progreso, factibilidad y bienaventuranzas, que si al preámbulo del paraje consuetudinario se cierra un ventanal abren oportunamente otro en son alterno superando con inmediatez y tenacidad cualquier anomalía.

      También para quienes proyectan una nueva visión futurista sin  dislocaciones ni redundancias, ya que jamás renuncian a sus ideales, en fin de obtener sus logros alcanzados despejando los círculos disidentes, viciosos, temperantes menos entrar en la metamorfosis del fanatismo.
 ¿Quién no conoce la vida y supera sus vicisitudes requiere ser instruido y recibir una justa orientación! 
¡Quien avanza en pos de la fortuna yendo del timbo al tambo usurpando las oportunidades que se presentan de forma extemporánea.

      Los retos se hicieron para vencerlos con fuerza de voluntad y coraje.

    Bajo el laurel jocundo comprenderán que no todo lo bueno es compatible y lo malo despectivo, vencer con optimismo el miedo al fracaso superando los vaivenes encontrados.

¡Apiase el guasimodo!

       No soy un sabio para dar consejos a veces suelo cometer errores aunque la sapiencia siempre no me acompañe en las escenas que se vincula con la vida, estoy presto a ofrecer incondicionalmente con mi arte un servicio fortuito a la sociedad sin parcializar en el sistema político menos pactar con toldas de colores oficiales ni opositores ,la política que conformo se enlaza con la cultura.


Dialogar con mis amigos

RÈGULO JOSÈ SANTOS
Venezuela


Esparzo la flamante pincelada estereotípica, la creatividad literaria ansiando interpretar la temàtica que perfilan con destreza un ciclo evidente en enfoque vivencial; he expuesto diálogos ilustrados entre una gama rítmica y corriente alterna.

 Decorándolo detallo sin encontrar novedad e ahí columbrè los instintos del ser y las tertulias de un soñador, disueltos como el dictamen en la inasible diferenciación claroscuro.

 Yo los apunte sin argumentar alocuciones extremistas, le canto al amor paternal, familiar, juvenil, social, comunitario y a la naturaleza, como quien eleva con vehemencia un grito restaurador y un saludo fraterno al mundo. 

Cada vez agrego al manifiesto reflexivo mi pensamiento victorioso y flexible, evocando la poesía en prosa menos dar importancia a lo inverosímil, reconozco que he fracasado circunstancialmente mas pondero la meditación corrigiendo lo que haya de exceptuar construyendo ciudadanía atiborrando el peso de la tiranía.

0 Comentarios:

Publicar un comentario

Suscribirse a Comentarios de la entrada [Atom]



<< Página Principal


 
Free counter and web stats