jose camejo suarez

martes, mayo 28, 2013

¿Quién sapeó al sapo?



Alejandro Fuenmayor

L
a autenticidad de la grabación de Mario Silva, para mi no está en duda; tuve la oportunidad de escucharla completa y en sonido limpio e indiscutiblemente que esa voz, sus giros y expresiones es inconfundible. Lo que a mi realmente me inquieta es la intención de quien la filtró a la oposición.
En el documento, me llamaron la atención estas cosas: 1) El interlocutor de Silva (a quien el identifica como Palacios), se escucha con voz ininteligible y en lo poco que se entiende, no emite ninguna opinión comprometedora. 2) Toda la carga de quejas, acusaciones o confesiones tiene el objetivo claro de desvelar la corrupción y el saboteo al gobierno de Diosdado Cabello. 3) Diosdado luce allí, según Silva, como el hombre más poderoso del país y el enemigo a vencer.4) Expresa implícita y explícitamente, que duda del carácter y la capacidad de liderazgo de Nicolás Maduro; solo le concede, el hecho de tener la buena intención de hacerlo bien  5) Refleja la fragilidad del control del régimen sobre la Fuerza Armada. 6) Manifiesta dudar de los resultados del CNE. 7) Confiesa que duda que la devaluación la autorizara el finado presidente (como hizo ver Maduro en el momento de hacerla). 8) Afirma que el vicepresidente Arreaza es un sapo y su familia pertenece al grupo de “los vampiros.” 9) Que los dólares se los robaron a través de empresas “de maletín” entre Diosdado y su grupo con la anuencia de Barroso.10) Relata haber cometido un asesinato en días recientes, cuando lo quisieron atacar, al bajar a Venezolana de Televisión (¿Quién lo quería matar?)
Ahora, retomo el sentido del artículo, ¿a quien le interesaba dar a conocer esta conversación? Yo tengo tres hipótesis: 1) la filtró el mismo Silva, porque como relata en los 50 minutos de audio, temía que lo mataran “porque sabía demasiada mierda…” y es allí que confiesa que el general Molero (Ministro de Defensa) le ha suministrado más fusiles y de paso narra el incidente donde mataron a unos atacantes. Insisto en la pregunta: ¿Quién lo quiere matar? Obviamente, que el no piensa en nadie de la oposición, pues ya hubiera hecho un show mediático y estuvieran acusados y presos, por lo menos media docena de políticos que adversan al régimen. Es aquí donde lanzo mi primera hipótesis: el piensa que lo quiere matar Diosdado y por eso corre hacia delante, soltando la grabación para poner en evidencia al presidente de la AN; ¿para impedir que lo elimine físicamente, como Silva piensa? Segunda hipótesis: El G2 cubano lo soltó, para en una jugada audaz salir de Diosdado, que parece ser piedra en el zapato, para el total control político, militar y económico de los Castro en Venezuela. En este caso sacrificarían de una vez a un hombre peligroso por su lengua suelta y que ya habría acumulado mucho poder, para su capacidad mental y su integridad emocional, aparentemente ya resquebrajada; como el mismo lo confiesa en el audio: “estoy deprimido”. A favor de esta hípótesis, colaboran los antecedentes del régimen de La Habana con el fusilamiento del general Ochoa en los años 90 y el rumor de que Fidel dio “el chivatazo” en relación a la ubicación del Che Guevara en Bolivia, donde lo captura y mata el ejército boliviano. Y la tercera hipótesis, fue de mutuo acuerdo entre los cubanos y Mario Silva, dar a conocer una grabación con perfecto sonido digital, para apostar por esa vía, a la quema política de Diosdado Cabello y hacerse el grupo cubano del poder absoluto en Venezuela.
La verdad del “chivatazo” o la intención de la filtración la conocen bien Henrique Capriles, Ismael García, Julio Borges y un pequeño grupo más, y lo más probable es que nunca digan nada, pues debe haber sido parte del convenio de entrega. Por mi parte, estaré atento a lo que revele Rafael Poleo, porque pienso que su fama de agente o ex-agente de la CIA, no se la ganó en vano.
Creo que nos quedan claras dos cosas: el caso beneficia a la oposición porque divide al régimen, sobre todo en una parte medular como lo son las Fuerzas Armadas; y lo segundo, que como dice el dicho “el enemigo de tu enemigo es tu amigo”. Sin duda, que Diosdado Cabello (ladrón y todo como lo describe Silva), es nuestro único escudo real en este momento, ante la “bota de los Castro” sobre Venezuela. Por allí, ya se anuncia la segunda entrega de grabaciones. Esperemosla.

0 Comentarios:

Publicar un comentario

Suscribirse a Comentarios de la entrada [Atom]



<< Página Principal


 
Free counter and web stats