jose camejo suarez

martes, marzo 02, 2010

Fundación Universitaria “Monseñor Rafael Arias Blanco”

¿Organización maula de la Iglesia Católica y de la Educación Universitaria?

*José Camejo Suárez

Desde hace algún tiempo hemos venido denunciando algunos hechos que giran en torno a la FUNDACIÓN UNIVERSITARIA “MONSEÑOR RAFAEL ARIAS BLANCO”, por considerar, salvo mejor criterio, que sus directivos, amparados bajo el manto protector de la Iglesia Católica, en cortejo irracional con ciertas instituciones del Estado atropellan a todo aquel que ose resistir sus más velados propósitos.

Esta fundación, no me canso de repetirlo, presuntamente, valiéndose de subterfugios diabólicos se apoderó indebidamente del patrimonio material y académico de la Asociación Civil Instituto Universitario Pedagógico “Monseñor Rafael Arias Blanco” IUPMA. No obstante, en nombre de la Asociación los hemos denunciado en diferentes instancias: Ministerio de Educación Superior, Defensoría del Pueblo, Ministerio Público, Asamblea Nacional, Tribunales civiles y penales, Presidencia de la República… y de estas instituciones las respuestas han sido muy tímidas y conservadoras, lo cual hemos aceptado con estoicismo y resignación, porque al fin y al cabo son resultados que constituyen una etapa sumarial que al final surtirá los efectos que la Asociación Civil IUPMA espera con verdadero deseo de justicia.

Vale destacar que durante este pleito, ciertos y determinados abogados de la referida Fundación, basándose en argumentos falsos, con mentiras increíbles y mediante demandas temerarias, sin opciones válidas para justificar el patrocinio del IUPMA por parte de la Fundación, puesto que éste sólo, mientras no se demuestre lo contrario, le pertenece a la Asociación Civil Instituto Universitario Pedagógico “Monseñor Rafael Arias Blanco” IUPMA.

Incluso una de las tantas causas, identificada con el Nº 34820 que la citada Fundación nos sigue en el JUZGADO DÉCIMO DE PRIMERA INSTANCIA EN LO CIVIL, MERCANTIL Y DEL TRÁNSITO DE LA ZONA METROPOLITANA DE CARACAS, extrañamente, en el 2008 se extravió, desapareció de las oficinas de este tribunal. El asunto lo denunciamos en la Dirección Ejecutiva de la Magistratura DEM identificado con la causa alfanumérica 01-F53-0682-08. Increíblemente en el transcurso del año 2009, el Expediente Nº 34820 reapareció en el mismo Juzgado; vale decir que al momento de la desaparición del citado expediente, el Tribunal estaba a cargo de la Juez Suplente Especial ANA ELISA GONZÁLEZ quien posteriormente fue removida de su puesto. Ahora viene conociendo de la causa la Juez MARÍA CAMERO ZERPA.

Es oportuno agregar que en el texto de la demanda, la parte actora basa sus hechos en una Asamblea Extraordinaria de la Asociación Civil Instituto Universitario Pedagógico “Monseñor Rafael Arias Blanco” que, según ellos, se efectuó el 9 de diciembre de 2001. Y como prueba presentaron un anexo que contiene el acta de una reunión celebrada por la Junta Directiva el 19-12-2001, sin haberla registrado, ni notariado, solamente la agregaron al cuaderno de comprobantes del documento constitutivo de la Fundación el día 20-12-2001. No obstante, la JUNTA DIRECTIVA DE LA ASOCIACIÓN CIVIL IUPMA, según sus propios estatutos, no es el órgano competente para disolverla o liquidarla. Puesto que es un procedimiento que está muy bien definido en los estatutos y la ley, donde se establece que la decisión, al respecto, única y exclusivamente le corresponde a la ASAMBLEA DE ASOCIADOS. Ahora bien, si ellos tienen el acta de la, citada Asamblea Extraordinaria celebrada el 09-12-2001, como dicen en su demanda ¿Por qué no la presentaron como anexo o prueba? Es que acaso ¿Con esta acción fueron capaces de engañar a la Juez ANA ELISA GONZÁLEZ o ella se dejó engañar? Por lo antes expresado, en este litigio esperamos una respuesta seria, oportuna, pertinente y objetiva, muy digna de un tribunal venezolano.

Es incalculable el daño que estos individuos, profesionales del derecho, al parecer; sin ética, sin moral, sin el mínimo respeto a la condición humana; convertidos en una especie de lacra social le han ocasionado a la Asociación Civil y, muy particularmente a la comunidad universitaria del IUPMA. Y lo más grave aún, es que con estas actuaciones, se burlan de la fe de los más humildes, sería muy conveniente que la Arquidiócesis de Caracas, la Nunciatura Apostólica y la Conferencia Episcopal Venezolana hicieran un balance de esta situación. Pues mientras no actúen se pudiera interpretar que son cómplices silentes de esta situación. Pues, a nuestro parecer, su complicidad es manifiesta y muy evidente.

Por otro lado, al hacernos eco de la documentación revisada, podríamos afirmar que el Ministerio del Poder Popular para la Educación Superior, conociendo ampliamente este agudo problema, en vez de tomar las decisiones que establece el Reglamento de Institutos y Colegios Universitarios de Venezuela; sigue amparando el presunto comportamiento maula de la Fundación Universitaria “Monseñor Rafael Arias Blanco”.


*Magíster en Docencia Universitaria
*Director Ejecutivo del IUPMA
Email: camejosuarez@hotmail.com

Publicado en APORREA el 02-03-2010

0 Comentarios:

Publicar un comentario

Suscribirse a Comentarios de la entrada [Atom]



<< Página Principal


 
Free counter and web stats