jose camejo suarez

miércoles, enero 18, 2017

El Vaticano y la intermediación en el diálogo



 PROF.  LUIS SOTO PIRELA

A
lgunas opiniones se salen del contexto de lo que realmente son las relaciones humanas y políticas, llegan inclusive hasta el sectarismo, pretender que todo el mundo viva, opine, sufra, se relacione y busca las soluciones exactamente igual a como actuamos nosotros los venezolanos, es una pretensión que no comparto y pienso que nos ubicaría casi en el plano del fundamentalismo. 
 Se vienen haciendo críticas al Vaticano porque su representante diplomático estuvo presente en la entrega de la memoria y cuenta del Presidente ante el TSJ, hasta se sostiene que el Vaticano no es confiable en la mediación, este problema también se manifiesta en las críticas a la MUD y a la AN, eso lo que hace es deteriorar la imagen de unidad, pareciera que es una avanzada de francotiradores del gobierno contra la oposición.
Lo lamentable es que variados ignorantes políticos se prestan para el macabro juego de los comunistas, decir que el Vaticano pudiera estar de acuerdo con este gobierno social comunista, es como decir que Dios está de acuerdo con el diablo, no tiene ningún asidero político tales aseveraciones, como se puede criticar a Aldo Giordano porque asistió al acto señalado, se tendría que decir lo mismo de todos los diplomáticos que cumpliendo con su deber asistieron a lo mismo.
 La diplomacia mundial no entra en contradicción, cuando sus representantes en países donde las ideologías o doctrinas políticas no coinciden con las del país que representan y estos acompañan a los gobernantes de los países sedes en sus actos oficiales, indistintamente sean violatorios o no a sus normas y leyes, eso es problema de los naturales de ese país, cuando existen violaciones a los derechos internacionales, tales como los humanos, libertad de expresión, comercio y otros, se procede a presentar las observaciones por escrito y por la vía diplomática, no es lógico que un representante diplomático actúe exactamente igual que un político local, pensar eso es supina ignorancia de las relaciones internacionales.
La iglesia venezolana no puede estar desligada de la interpretación que tiene el Vaticano del problema venezolano, podemos observar como los curas, obispos y cardenales venezolanos le están “roncando en la cueva” al gobierno, eso desde la época de Monseñor Arias Blanco no se veía en el país, por tal motivo no veo con ninguna simpatía, las impertinentes opiniones de quienes con toda seguridad, en la mayoría de los casos, votaron por Chávez la primera vez para instalarlo en el gobierno, ahora para purgar sus errores, quieren ser  más opositores que Leopoldo, Capriles, Ramos Allup. Ledezma, etc .

0 Comentarios:

Publicar un comentario

Suscribirse a Comentarios de la entrada [Atom]



<< Página Principal


 
Free counter and web stats