jose camejo suarez

viernes, abril 29, 2016

El arte del soñador



Códigos de un diálogo

RÈGULO JOSÈ SANTOS
Valera

V
uelvo la mirada al pasado donde quedaron impresa las huellas que tal vez por falta de experiencia se complementaron en enseñanzas adquiridas a través del tiempo donde viví las blancas y negras, en ocasiones apapachè el trance y la desidia optando con fe extravié el optimismo intercalado de fauces pesimistas, a manera radical se obstruyó el camino alterno a obtener la victoria más con persistencia, coraje y esperanza avancé sin morir en el intento.

CONJUGACIÓN
De acuerdo al tema que hacemos referencia del presente y su conjugación expedita, se da con certeza cabida al entorno mágico que se eleva sobre el común de la miseria humana – quién se deleita al solfear rítmicamente las numerosas desgracias acontecidas en su travesía –

¡PIENSO ANTES DE ACTUAR SIN MANIPULACIÓN!
Habrá de ser el código exponencial para cualquier rapsoda eventual de crónica, leyenda e historieta ilustrada al ser humano, también apunto que al signo de la sapiencia voy indagando con una lámpara mágica la nobleza, sencillez y lo virtuoso, así mismo elevo los cantares al compás del verso en prosa sin ser ocultos celosamente, pues difundidos a los 5 Continentes de habla hispana y español traducidos en diferentes idiomas.

PROMOTOR DEL DIÁLOGO
Artesano del verbo poético promoviendo el diálogo conciliador, espiritual comunitario, reflexivo, sinérgico, filosofal, ecológico, familiar, educativo, afectivo, liderazgo social, político, tradicional, turístico, entre otros, donde boceto en líneas paralelas lo factible sin recalcar con lo ficticio ni enfocar las argucias respecto al testimonio de legado cultural.
Airado del elemento épico y sorpresa de quienes con polémica consideran a Migelángelo da Vìnci la figura simbólica que representa el movimiento rapsoda interpretando el canto, poesía y de estilo incomparable que planeó con firmeza al componer su obra.

PROEZA
Así mismo difundir con proeza artística el canto a la gloria guerrera de los nobles y principios a la aristocracia, cantar a la vida campestre, social, lírica y urbana realzando el trabajo que valora al hombre en si, engendrar la justicia instruyendo los principios básicos para que se imponga la justicia, mitos y leyendas (se catalogan los mitos como alegorías engañosas).
Invocar con alabanzas a las ninfas del mar, pues de manera extrovertida se relata el temario cosmogónico (conocimiento del universo) enaltecer el trabajo cotidiano y la justicia social propuesta como valores principales de la vida, despejando la soberbia y lo desmesurable, alineados a la moderación y el recto proceder, es decir el trabajo y la honradez.
www.poesiaenprosa.blog.com

0 Comentarios:

Publicar un comentario

Suscribirse a Comentarios de la entrada [Atom]



<< Página Principal


 
Free counter and web stats