jose camejo suarez

miércoles, octubre 08, 2014

¿POR QUÉ VBR NO ESTA EN EL GRAN POLO PATRIOTICO?



            La  principal  causa que originó el levantamiento cívico-militar el 4 de Febrero de 1.992 fue la desproporcionada corrupción administrativa efectuada por los gobiernos de Jaime Lusinchi, Rafael Caldera y Carlos Andrés Pérez, el primero con la colaboración activa de Blanca Ibañez y el tercero con Cecilia Matos. Entre otras causas está la falta  de democracia, la discriminación social y política, el nepotismo, la pobreza extrema, las grandes desigualdades sociales y económicas, la dependencia política y económica respecto al imperialismo yanqui y tantos males intrínsecos de la democracia representativa.

 
                Veintisiete comandantes conformaron el MBR-200, pero solo 5 de ellos participaron en el levantamiento cívico-militar. Veintidós (22) retrocedieron. Hugo Chávez Frías, Contreras Ortiz, Yoel Acosta Chirinos, Francisco Arias Cárdenas y Jesús Urdaneta Hernández fueron los que respondieron ese 4 de Febrero de 1.992. El resto del grupo COMACATE, Mayores, Capitanes y Tenientes se mantuvieron firmes en el intento. Quizás algunos de esos 22 que se abstuvieron, estén hoy en funciones de gobierno.

 
                El triunfo del comandante Chávez en 1.998 representó una gran esperanza para el pueblo venezolano de erradicar definitivamente la corrupción, los gigantescos privilegios de las cúpulas, la pobreza y la exclusión. Luego de asumirse la presidencia, Jesús Urdaneta Hernández, uno de los comandantes del 4 de Febrero fue designado por el presidente Chávez para que investigara el desempeño de los gobernadores de Convergencia, de COPEI y de AD. Una vez concluida la investigación, el designado presentó al presidente Chávez cuantiosos informes de hechos de corrupción administrativa en esos años finales de la cuarta República. El  ex presidente Chávez subestimó esos informes y canceló la orden de pasarlos a la fiscalía y tribunales de la República. El comandante Chávez fue víctima en ese entonces de la primera presión ejercida por las élites políticas del MVR provenientes de AD y COPEI. Allí se impuso el amiguismo, el compadrazgo y la afinidad ideológica y política de esos dirigentes con sus antiguos compañeros de los partidos AD y COPEI. Todo concluyó con la huida de José Curiel y Eduardo Lapi, ex gobernadores de Falcón y Yaracuy y otros altos ex funcionarios de la administración pública verviblanca . Este primer error sumado a otros, originó que ese comandante se retirara del gobierno.

 
                Ese fue el inicio del derrotero político que torció el proyecto político original del MVR-200. Desde allí en adelante hizo de las suyas el clan de Luis Miquilena y la cúpula de MVR, quienes con sus parientes más cercanos y compinches asaltaron las alforjas de la administración pública, lo cual provocó que otro de los comandantes, Yoel Acosta Chirinos, abandonara el partido MVR, como respuesta a esa desviación dentro del gobierno. Acosta Chirinos se mantuvo al margen del quehacer político hasta el 2.011, pero manteniéndose siempre leal al proyecto bolivariano original, aunque desviado, y no abandonó sus principios bolivarianos, siendo siempre firme y combativo contra la oposición y contra la infiltración del enemigo en el desviado proceso bolivariano, que comenzaba a hacer estragos en la administración pública.

 
                Esos antecedentes primarios de la desviación del proyecto original del bolivarianismo, significaron la ruta y la orientación anti ética y anti moral que marcaría el futuro del MVR y   posteriormente del PSUV y del proceso político actual. Ese mal precedente de perdonar a los corruptos y hacer borrón y cuenta nueva, fue impuesto por la nueva cúpula de derecha incrustado en el gobierno de  Chávez, y significaba desde ese momento dar luz verde a las élites nacionales, regionales y municipales de ese partido para cometer atrocidades con los recursos de la administración pública. De ahí  se explica tanta tolerancia e impunidad con los autores de delitos de corrupción en los años sucesivos hasta hoy. Es por eso que la mayoría de los casos de corrupción no son procesados por las fiscalías y por los tribunales, pues hay una  especie de simbiosis entre esos entes de los poderes públicos con los actores políticos del PSUV y del gobierno nacional, regionales y municipales, soslayando y minimizando la gran herramienta que representa el Poder Moral o Ciudadano conformado por la Fiscalía General de la República, la Defensoría del Pueblo y la Contraloría General de la República, ordenado por la nueva Constitución Nacional para castigar la principal desviación del proyecto bolivariano: la corrupción que ha provocado el nacimiento de una nueva oligarquía venezolana, la oligarquía multicolor.

 
                En el año 2.011, el Cmte. Yoel Acosta Chirinos intento inscribir a VBR en el CNE, pero la dirigencia nacional del PSUV obstaculizó esos intentos ante el organismo electoral, lo cual se pudo lograr en Febrero del año 2.012 debido a la intermediación del presidente Chávez. El 11 de Junio de ese mismo año, VBR postuló al camarada Hugo Chávez como su candidato a la presidencia de la República, un sector de la dirigencia del PSUV escondió la carpeta de la postulación, porque no aceptaban que nuestro partido participara en las elecciones apoyando a Chávez, ya que eso conllevaría a que una buena  parte de los votos para el comandante Chávez serian obtenidos con la tarjeta de VBR, fortaleciéndose así este nuevo partido, lo cual no era conveniente para esa dirigencia del PSUV. Lo mismo ocurrió con la candidatura de Nicolás Maduro. Un sector recalcitrante y retrógrado del PSUV, le prohibió al entonces candidato Maduro a que firmara la planilla de aceptación del apoyo de VBR a su candidatura. De esta forma quedan explicadas las razones por las cuales el partido político Vanguardia Bicentenaria Republicana, VBR, fundado por el comandante Yoel Acosta Chirinos, no estuvo ni estará en el GPP. Participaremos en las elecciones municipales con candidatos propios en algunos municipios y, respaldaremos en otros municipios a los candidatos del GPPSB que tengan solvencia ética y moral y que tengan una formación verdaderamente revolucionaria y bolivariana. Una mayoría de la dirigencia psuvista que está burocratizada y ha conformando una nueva oligarquía multicolor con considerables privilegios económicos y sociales que nada tienen que envidiar a la oligarquía formada durante la cuarta República con dirigentes de la derecha tradicional, AD, COPEI y sus derivados.

 
.VANGUARDIA BICENTENARIA REPUBLICANA, VBR. TRUJILLO, OCTUBRE DE 2.014
             http://www.youtube.com/watch?v=vpPhjzQWwcI :   Surgimiento de VBR.   

 

0 Comentarios:

Publicar un comentario

Suscribirse a Comentarios de la entrada [Atom]



<< Página Principal


 
Free counter and web stats