jose camejo suarez

sábado, agosto 30, 2014

CON EL ESCANDALO GENERADO POR EL SISTEMA BIOMÉTRICO, EL GOBIERNO Y LA MUD OCULTAN LAS VERDADERAS CAUSAS DE LA CRISIS






LA FISCAL GENERAL DE LA REPÚBLICA, LUISA ORTEGA DÍAZ, EVADE EN LA INVESTIGACIÓN A LOS GRANDES “PECES GORDOS” QUE COMETIERON LA ESTAFA CON CADIVI. LA FISCAL DEBE HABLARLE CLARO AL PAÍS, SIN RESERVAS NI TITUBEOS.
Con el ruido ocasionado por el sistema biométrico, el gobierno y los partidos de la MUD distraen la atención de los venezolanos ocultando la gravedad de la responsabilidad de los “peces gordos” en la estafa  con los dólares de CADIVI.
La pregunta que debe hacerse el pueblo venezolano ante la estafa de los 20 o 25 mil millones de dólares de la nación a través del SITME, es: ¿Cuáles son las empresas de maletín y los banqueros que obtuvieron la cantidad de 18.400 millones de dólares o los 24.400 en todo caso, de CADIVI a 4,30 bolívares por dólar, entre el año 2.012 y 2.013?  ¿Si la página del Centro de Comercio Exterior nos dice que las 116 empresas investigadas recibieron 1.604 millones de dólares desde el 2.004 hasta el 2.012, haciendo mal uso de los dólares; entonces quien se llevó el grueso de los 20 o 25 mil millones de dólares entre el 2.012 y 2.013?
La Fiscal General Luisa Ortega Díaz debe hablarle claro al país como miembro del Poder Moral o Ciudadano, ante la presunción de que el 52% de las empresas investigadas recibieron  entre el 2.012 (a mediados del 2.012) y el 2.013 la cantidad exorbitante de 18 mil millones de dólares (o 24 mil), de los cuales se presume que 14 mil millones de ellos se quedaron en poder de los banqueros a su conveniencia, quienes los obtuvieron al entregar alrededor de 76.320.000.000 bolívares fuertes para recibir dicha cantidad de dólares del Banco Central de Venezuela, comprando los títulos de la deuda pública a través del Sistema de Transacciones de Títulos en Moneda Extranjera (SITME).
Este “arrebatón” a los dólares de CADIVI, revela una supuesta complicidad de la SÚPER INTENDENCIA DE BANCOS (SUDEBAN) con funcionarios de CADIVI y los banqueros que fueron favorecidos en esta operación fraudulenta y criminal contra los fondos de la nación y del pueblo venezolano.
Se presume también que en ese endemoniado y perverso atentado contra la República de Venezuela estén involucrados altos funcionarios del gobierno nacional y de la oposición, banqueros, jueces, gobernadores, alcaldes, legisladores y altos oficiales  militares en funciones de gobierno. No se descarta que en ese asalto al patrimonio de la nación esté también envuelta la “Banda de los Acondroplasias”.
El gobierno, el PSUV y la MUD, se han enfrascado en una guerra de micrófono y de comunicados, unos defendiendo y otros atacando el Sistema Biométrico como método, no para combatir la escasez si no para distribuir esa escasez de productos. Se está atacando a una enfermedad social, pero no a la causa que la produjo, por tanto, con Sistema Biométrico o sin Sistema Biométrico, al gobierno no le queda otra cosa que aminorar el acaparamiento y la escasez, que bien pudo hacerse con el método del “fichaje” por familia. En ambos casos, la medida es un “paño tibio” transitorio que no resolverá la escasez, el desabastecimiento y el acaparamiento de por vida. El mal contra país ya está hecho, y la medida más drástica  y radical es que la Fiscal General de la República Luisa Ortega Díaz vaya al fondo, a la raíz del problema, acusando ante los jueces respectivos  a los banqueros y a empresarios de maletín, y que el Poder Judicial dicte medidas de congelación de bienes  a estos “peces gordos” y la tramitación de solicitud de repatriación  de las grandes sumas de dólares que se presume están en bancos extranjeros  y especialmente en la banca suiza; y finalmente que dicten la medida de privación de la libertad a los culpables.
Sabemos de antemano que esa investigación no irá al fondo, y que al final del cuento nada ocurrirá en el país para recuperar la ética y la moral mientras estén gobernando la oligarquía de la MUD y la nueva oligarquía del PSUV.
La escasez y el desabastecimiento son consecuencias de la corrupción administrativa convertida en endemia en todo el país. Esos 20 o 25 mil millones de dólares no fueron entregados a los empresarios del aparato productivo serio, probo y responsable, que son los que producen en el país; por tal motivo ellos no recibieron en el 2.012 y 2.013 los dólares que requerían para comprar en el extranjero materia prima, insumos, maquinaria, repuestos. Todo esto trajo como consecuencia que en el 2.013 y 2.014  se originara un desabastecimiento general en el país. La escasez, el desabastecimiento, el bachaqueo y el pirañeo son consecuencias de la degradación moral y ética de la nación que desangró al país con la rebatiña de 20 o 25 mil millones de dólares. He aquí la verdadera economía de guerra iniciada en el país por los corruptos.
La Dirección Nacional de Vanguardia Bicentenaria Republicana, VBR, y su presidente el comandante Yoel Acosta Chirinos,  invita al pueblo venezolano, a  las bases del PSUV y de la oposición,  a cerrar filas con nosotros para refundar la patria bajo principios de la ética y la moral, principios que fueron echados al barranco en estos 15 anos de desviación del proyecto bolivariano original.
JULIO MILLÁN, SECRETARIO GENERAL NACIONAL DE VANGUARDIA BICENTENARIA REPUBLICANA, VBR, CARACAS, 27 DE AGOSTO DE 2.014.


movimientovbr.org,   TWITTER @MOVIMIENTOVBR ,  www.vbrtrujillo.blogspot.com               http://www.youtube.com/watch?v=vpPhjzQWwcI :   Surgimiento de VBR.   


0 Comentarios:

Publicar un comentario

Suscribirse a Comentarios de la entrada [Atom]



<< Página Principal


 
Free counter and web stats