jose camejo suarez

miércoles, febrero 12, 2014

Seis por derecho: Destruir a los grandes capitalistas

seis por derechoDo: Destruir a los grandes capitalistas: tal afirmación fue hecha en público por el General García Plaza.
Como se vea fue inconveniente tamaña declaración de guerra a muerte. Fue, además, ingenuo ya que refuerza el prejuicio de buena parte del país adversaria al gobierno. Ni hablar de la comunidad internacional a la cual se invita permanentemente a invertir en el país.
Por otra parte, ¿Van a destruir al grupo Polar? Las evidencias indican lo contrario. Polar ya era un monopolio en varios rubros. En el caso de la harina de maíz precocida, han reforzado su preeminencia. Ninguna de las empresas creadas por el Estado ha sido capaz de cubrir una mínima parte de ese mercado.
Que uno esté en el gobierno y cuente con apoyo popular no es suficiente para arrollar como la Conga. Cuando se hace, la víctima termina siendo el país.
Si el Estado quiere debilitar el poder de los grupos económicos importantes, debe producir con eficiencia y rentabilidad. Lo otro es condenar a todo el mundo a sufrir penurias.
Re: Una reunión con Fedecámaras. Si el Presidente Maduro tomara la iniciativa de convocar a Fedecámaras a una reunión en Miraflores provocaría un impacto positivo en el país. El clima político de crispación existente se flexibilizaría.
El gobierno no perdería nada con una reunión de este tipo, como no perdió cuando el Presidente se reunió con  Lorenzo Mendoza. Uno se pregunta ¿Es que las convicciones del gobierno son tan débiles y poco fundamentadas que al reunirse con estos empresarios los harían tambalear?
Quizás no se haga por el chantaje de izquierda. Y puede ser cierto que se produzcan algunas reacciones dentro de este pequeño sector pero, ¿Qué ocurriría en ese 35% de venezolanos que no están alineados en este momento? ¿Qué pasaría con la imagen del país, del Presidente y del gobierno?
Mi: Hay que producir. Las 127 empresas bajo el control público, salvo pocas excepciones, tiene números rojos  y no por revolucionarias, sino porque no producen sino pérdidas.
Lo de Guayana es de antología. Mantenemos nóminas amplias y costosas y esas empresas cada día producen menos. Son las empresas más caras del mundo ¿Por qué no empezar a estudiar asociaciones con empresas chinas para echarlas a andar?
Acá confrontamos un serio déficit de personal altamente calificado. A nivel gerencial el asunto es dramático. Mucho más ahora, desde el PSUV no se puede nutrir grupos capaces de dirigir estas empresas. Ya es suficiente con lo que hemos tenido.
Fa: Calentar la calle. ¿En verdad la oposición que anda en esto puede creer que están en capacidad de provocar una rebelión popular que saque al gobierno? Tal parece que un grupo de ella anda en esos pasos. Su fracaso está cantado. Es posible que logren mantener un clima de agitación por algunos días pero se irán debilitando pues carecen de propósitos que puedan ser compartidos aún por la oposición.
Estos sectores opositores, junto a unos medios de comunicación, persiguen empujar al resto de la oposición hacia la creación de un clima insurreccional.
Sol: El seguro de viajeros. No pudo ser más inoportuno. A lo encarecido de los pasajes, la reducción del monto de los cupos, ahora, se agrega este seguro extrañamente puesto en vigencia. Gente que conoce de la materia indican que la medida tiene un tufo a negocio de alguien. Con el Decreto Ley se crea un nuevo mercado de seguros de unos cuantos millones de dólares. Además, las empresas que lo ofrecen con mayor agresividad son operadoras turísticas. Lo mejor que harían sería suspender la obligatoriedad de tomar esta póliza hasta que se aclare un poco más sus propósitos y operadores.
La: Nerviosismo total entre dueños de abastos, panaderías, zapaterías y otros pequeños comercios. La amenaza de hasta 14 años de prisión por ilícitos comerciales los tiene aterrorizados, en fin de cuenta temen que la cuerda reviente por ellos que son los más débiles. Los grandes muchas veces no están en el país y cuentan con grandes bufetes y conexiones para defenderse. Es mucho el portugués que piensa muy seriamente en irse del país. No es el caso de los árabes quienes se las ingenian para comerciar al margen de las normas y no les ocurre nada.
Lo otro que preocupa es la proliferación de alcabalas. A todos los inspectores o fiscales hay que darles algo, así como a la policía o Guardia Nacional. Es un clima terrible para quien trabaja, encontrándose en estado de indefensión.

0 Comentarios:

Publicar un comentario

Suscribirse a Comentarios de la entrada [Atom]



<< Página Principal


 
Free counter and web stats