jose camejo suarez

jueves, octubre 11, 2012

Carta abierta a todos los venezolanos



Jorge Avendaño
Martes, 9 de octubre, 2012 6:14 P.M.
Universidad de los Andes
Mérida

Quiero comenzar diciendo que el título que lleva esta misiva es sincero, estas líneas van dirigidas a todos los Venezolanos, sin  importar credo ni condición social, va dirigida a los blancos, a los  negros, a los indios y a los mestizos de este país plural, a los más de 7 millones que siguen la idea de una “patria revolucionaria” y a los más de 6 millones que queremos una patria diferente, una patria de  inclusión y de mucho trabajo. Va dirigida a los casi 30 millones de Venezolanos, hombres y mujeres, desde los abuelos hasta los que apenas están viniendo al mundo.
Mi corazón me hace dirigirme primero a aquellos que ayer anhelábamos  un cambio, por primera vez desde hace 14 años damos un paso firme y fuimos un montón los que votamos por Henrique Capriles (si, ayer no votamos en contra de Chávez, eso hay que resaltarlo) porque creemos firmemente en su propuesta de un país para todos donde el trabajo, el  merito, la unión y los valores están por encima de cualquier interés personal, están por encima de la simple necesidad de poder. Así pues, mis familiares, amigos y conocidos Opositores, hoy no es día para sentir tristeza, vivamos el duelo de esta derrota y dejémoslo atrás;  vamos a ponernos a trabajar duro por este país desde hoy mismo. Solo dando ejemplo tenemos esperanza de ser motores del cambio. Yo siento que el país se resquebraja, percibo un país herido y sobre todo un país dividido, es eso lo que debemos arreglar primero. Sanar las  heridas y rechazar cualquier acto o llamado a la exclusión deben ser nuestras prioridades, eduquemos a los jóvenes, seamos apoyo de los mayores, y vamos a darnos la mano con los otros protagonistas de esta generación de cambio.  No comencemos a hablar de fraude, el  pueblo habló y se comportó de manera excepcional.
También quiero dirigirme a mis familiares, amigos y conocidos que votaron (o apoyaron) a Hugo Chávez, a los que votaron por convicción, a los que votaron por miedo (por miedo a la exclusión por parte de la  revolución o por miedo a la posible exclusión derivada de un cambio de gobierno) y a los que votaron por comodidad. A los que votaron por convicción, mis respetos, solo les pido que sean más críticos con el gobierno, que no solo vociferen los logros sino que también estén  pendientes de los errores para reclamarlos oportunamente; además, les pido encarecidamente que rechacen todo acto o llamado a la exclusión, Venezolanos somos todos y el trabajo y esfuerzo de ustedes también es fundamental para sacar adelante nuestro país. A los que votaron por  algún tipo de miedo, los comprendo, pero los recrimino porque no podemos tomar decisiones influenciados por ningún motivo, el país que queremos debe incluir a todos los venezolanos, cualquier temor por exclusión debe ser borrado de nuestras mentes y de nuestros  corazones. A los que votaron por comodidad, no los culpo, pero les recuerdo que hacerse la vista gorda hoy “porque están muy bien” muestra que les importa muy poco como están sufriendo y padeciendo
millones de Venezolanos (los que no tienen casa, trabajo, seguridad,  alimento, etc.), les importa poco el futuro de las generaciones a venir.

Finalmente me dirijo a al 20% de Venezolanos que no votaron, son los únicos con los que no puedo ni podemos estar conformes, siguen siendo  un número enorme cuando lo que está en juego es el futuro de un país. No hay excusa que valga, ayer teníamos que estar preparados para votar y expresarnos, por favor no falten la próxima vez que sean llamados a las urnas electorales.
Como ya me acerco al final de estas líneas, me gustaría recalcar algo que digo siempre, el Venezolano no es perezoso como muchos dicen (pregúntele eso a los que se levantan a las 3 o 4 de la mañana para agarrar una camionetica en un barrio de Caracas) sino conformista, nos  cuesta esforzarnos si no vemos esforzarse al que está al lado, eso debe terminar, debemos poner toda nuestra fuerza haciendo una patria mejor sin mirar para los lados. Cuando todos estemos montados en ese autobús, no habrá necesidad de mirar a los lados, sentiremos a todos  los millones de Venezolanos empujando en la misma dirección, en la dirección de una Venezuela mejor.
Mi vocación personal es enseñar, soy un Profesor Universitario de 32 años de edad y mi grano de arena será seguir trabajando y enseñando,  hacer de mi Escuela de Ingeniería Química, de mi Facultad de Ingeniería, de mi Universidad de los Andes lugares de inclusión y de excelencia académica.
Mis palabras finales van dirigidas a los dos hombres que ayer fueron  protagonistas en el sufragio presidencial más concurrido de nuestra historia:
Hugo Chávez: lo único que puedo pedirte y recordarte es que NO queremos un discurso de odio y exclusión que ha sido constante durante  los últimos 14 años, queremos un mejor país y debes incluir a todos los Venezolanos en su construcción y no solamente a los que apoyan tu proyecto político.
Henrique Capriles: Se me hace un nudo en la garganta sentado frente a  mi computadora mientras pienso lo que quisiera decirte… voy a comenzar con un simple y emotivo GRACIAS. Eres la esperanza de quienes queremos trabajar duro para tener un país próspero y unido, mantente firme abriendo el camino, somos muchos dispuestos a ayudarte para  construirlo.
Con esto, terminan estas líneas escritas el 08 de Octubre cuando son las 11:30 de la mañana, mi anhelo es que todos los Venezolanos podamos unirnos para trabajar y tener un mejor país, todos sin excepciones,  hasta pronto, yo me pongo a trabajar!


0 Comentarios:

Publicar un comentario

Suscribirse a Comentarios de la entrada [Atom]



<< Página Principal


 
Free counter and web stats