jose camejo suarez

viernes, agosto 03, 2012

PARANINFO


Ya falta menos

Iván Olaizola D’Alessandro

El oro es de Limardo y de Venezuela toda, no de la revolución comunista. Que quede claro

A media que avanza la campaña electoral las cosas se van aclarando. La forma de hacer campaña del candidato de la unidad democrática, primero un casa por casa y ahora un pueblo por pueblo, por lo que se ve, se nota, se respira, está dando buenos resultados. El flaco, como el pueblo lo ha dado en llamar, está haciendo una campaña que rebosa energía, vitalidad, juventud, pero fundamentalmente está usando un discurso y un actuar de respeto hacia el contrincante, de respeto hacia los que no lo apoyan y hacia los que apoyan a otros candidatos, en resumen de respeto hacia la ciudadanía. Con sindéresis en su discurso. Haciendo sus propuestas de solución a los problemas que las diversas comunidades le plantean, porque está usando una modalidad nueva de campaña electoral: primero oír a los que acuden a sus mítines y concentraciones y luego de mutuo acuerdo tratar de generar las posibles soluciones adaptadas a cada lugar. Verdadera democracia participativa. Pero también está dando a conocer su programa de gobierno, en una forma por demás muy didáctica, donde plantea las grandes soluciones, las macro, que no han sido inventadas o paridas por él solo, sino que son el resultado de muchos meses de trabajo de un inmenso equipo interdisciplinario. Como debe ser. Así le hemos oído planteamientos concretos de cómo se resolverá el grave problema de inseguridad que azota a todos los que habitamos de este país y que enluta diariamente a muchos hogares. Igualmente ha planteado las soluciones que su programa de gobierno presenta para la educación, la salud, la producción agrícola, manufacturera e industrial, de la inflación, el manejo de PDVSA, las soluciones habitacionales, el problema energético, la propiedad privada, la vialidad, la descentralización, la corrupción, de las cárceles. Ha tocado el delicado tema de la FANB y les ha asegurado devolverles el respeto que se merecen, como importantísima institución del Estado, despolitizándolas, despartidisándolas y desbuhonerizándolas, que de nuevo regresen a sus cuarteles estando prestas a defender la república. En ningún momento ha ofendido a candidato alguno, en ningún momento ha amenazada a alguien. Todo un candidato caballero o un caballero candidato.
Pero el otro, hay el otro, violando descaradamente todas las leyes y disposiciones electorales, en especial el acuerdo que él mismo le ordenó al CNE que propusiera. Abusando del poder y haciendo uso desproporcionado de los recursos del Estado. Insultando, amenazando, descalificando, encadenándose a cada rato, usando los canales de TV y emisoras y diarios del Estado para su propio provecho electoral. Haciendo campaña en los cuarteles, en colegios, usando niños y paremos de contar. Y el CNE bien gracias, y el TSJ bien gracias y la Contraloría, la Defensoría y el Fiscalía si te he visto no te conozco. Y de programa de gobierno qué. Bueno las misma promesas, incumplidas, de hace 14 años. Los mismos cuentos de las tres raíces, de Maisanta, del Imperialismo, de la burguesía, de la derecha, del golpe y del paro. Voy a hacer, voy a resolver, les prometo “por este puñao de cruces”, o “me cambio el nombre”. “Si yo fuera ustedes también reclamaría soluciones”. El colmo del cinismo. La nueva independencia, el nuevo Bolívar. Por cierto ahora zambo por obra y gracia de la revolución. En socialismo todo se resuelve, tengan fe. Con mi padre Fidel saldremos adelante. Farsante. El comunismo y los comunistas nunca han resuelto nada, todo lo contrario, lo han empeorado todo. Han acabado, han destruido, han sacrificado a los pueblos en donde por desgracia han gobernado.
Pero aquí se les está acabando el tiempo. Ya las encuestas, hasta las propias del gobierno y las que pagan se lo están diciendo, así José Vicente Rangel se empecine en sostener lo contrario en sus muy particulares encuestas dominicales. Como bien dice la gente en las calles, el pueblo: se ve, se siente, Capriles presidente. Y el 7-O, el día de la gran encuesta, veremos hecha realidad la aspiración de este pueblo maltratado y engañado. Ese día despertaremos de esta horrible pesadilla que casi destruye nuestro país. Lo comunistas pa’cuba, los demócratas a trabajar por Venezuela.


0 Comentarios:

Publicar un comentario

Suscribirse a Comentarios de la entrada [Atom]



<< Página Principal


 
Free counter and web stats