jose camejo suarez

lunes, agosto 20, 2012

El Presidente saliente


Por Omar Barboza Gutiérrez / Presidente nacional de UNT

Nadie sabe qué se ha hecho con el ingreso petrolero, porque además de endeudarnos la infraestructura del país se está cayendo

Lunes, 20 Agosto 2012
En una campaña presidencial en donde uno de los aspirantes ejerce la Presidencia de la República, los electores para definir su voto empiezan por evaluar los resultados de la gestión de quien ejerce la Presidencia, para saber si merece la ratificación en el cargo o si debe ser sustituido. Para ello debemos analizar su actuación en materias fundamentales.
En cuanto a las finanzas públicas, nos encontramos con el hecho de que a pesar de haberse mantenido el precio del barril de petróleo sobre los 100 dólares durante la presente gestión, destacamos que para finales de 1998, o sea antes de iniciarse la gestión de Chávez, la deuda pública total, directa e indirecta, de la República era de 27 mil 805 millones de dólares, 23 mil 317 de la externa y cuatro mil 489 de la  interna, en contraste con el hecho de que la deuda total de la República contabilizada para la fecha actual es de 180 mil millones de dólares, sin incorporar pasivos no contabilizados como: los laborales, las deudas con contratistas y proveedores de PDVSA, las expropiaciones no pagadas, entre otros conceptos. Nadie se explica en Venezuela cómo es posible que estemos regalando nuestros recursos a otros países mientras nos endeudamos en las proporciones que lo hemos hecho, con el agravante de que por primera vez en la historia del país comprometemos la producción futura de petróleo para lograr préstamos, como en el caso del negocio con los chinos.
Nadie sabe qué se ha hecho con el ingreso petrolero, porque además de endeudarnos, la infraestructura del país se está cayendo.  Y por otra parte, los únicos beneficiarios de los dólares petroleros son los productores de bienes en el exterior, dado que el 70 por ciento de lo que comemos es importado, beneficiando así a los productores extranjeros y destruyendo la producción nacional, con la consecuencia inmediata del alto costo de la vida y la destrucción de fuentes de empleos estables y bien remunerados.
La inseguridad personal, el alto costo de la vida, la escasez de alimentos y los apagones completan las razones por las que el pueblo decidió que Chávez sea el Presidente saliente.

0 Comentarios:

Publicar un comentario

Suscribirse a Comentarios de la entrada [Atom]



<< Página Principal


 
Free counter and web stats