jose camejo suarez

sábado, febrero 11, 2012

LOS DESPEDIDOS DE PDVSA



LUIS SOTO PIRELA
Dirigente de Acción Democrática

El Paro Petrolero de 2002-2003 no fue una huelga, sino una medida de protesta política cuyo objetivo fue presionar al presidente Chávez para que sustituyese su política económica de corte socialista  por una más proclive al libre mercado. Los sucesos políticos conocidos como Paro Petrolero de 2002-2003, llamado también Paro Nacional  consistió en una paralización de actividades laborales y económicas de carácter general e indefinida contra el gobierno de Venezuela presidido por Hugo Chávez, promovida principalmente por Fedecámaras y secundado por la directiva y trabajadores de la nómina mayor de la empresa Petróleos de Venezuela (PDVSA), los partidos de oposición aglutinados en la Coordinadora Democrática, la Confederación de trabajadores de Venezuela (CTV), diversas organizaciones como Súmate e incluso medios de comunicación privados de prensa, radio y televisión.    El paro se extendió desde diciembre de 2002 hasta febrero de 2003, siendo uno de los paros  de mayor duración de la historia de la República.    Por los sectores simpatizantes del gobierno, este evento es denominado "Sabotaje petrolero" o "Golpe petrolero", cuando realmente  fue un "Paro Cívico Nacional".
Al principio, al paro se plegaron solo  las empresas afiliadas a Fedecámaras y los sindicatos afiliados a la CTV, pero pronto los directivos de PDVSA y los empleados a nivel gerencial decidieron apoyarlo. De esta manera, el país quedo prácticamente paralizado. Sólo continuaron trabajando algunas empresas del Estado, el transporte público terrestre y aéreo, los servicios de agua, luz y teléfono, y los medios de comunicación públicos y privados, aunque estos últimos decidieron suspender la programación habitual y la emisión de publicidad, sustituyéndola por programación política e informativa las 24 horas del día. Sólo se transmitían cuñas de índole político que apoyaban la continuación o no del paro y la realización de protestas y marchas en distintos puntos del país, aupadas unas  por la Coordinadora Democrática y otras  por el Gobierno.”
Como se puede observar el paro no fue una exclusividad petrolera, también se paró la educación totalmente, la mayoría de los empleados públicos, los servicios de la salud tanto públicos como privados solo atendían emergencias, en fin; 90% del país apoyó y tuvo participación en el Paro Cívico.  Entonces porque solo  los trabajadores petroleros fueron los botados de sus cargos, porque no botaron a los educadores que se pararon totalmente en todos sus niveles y modalidades, trabajadores de hospitales, hidrológicas y electricidad, empleados públicos y muchos otros trabajadores del Estado. Se concluye que el interés del gobierno era ponerle la mano a PDVSA y aprovechando la ocasión descargó su odio y represalias contra los trabajadores petroleros. Merecen los trabajadores de PDVSA despedidos el mejor de los reconocimientos y cuando termine esta  pesadilla, el mejor de los premios. De mi parte reciban ustedes las felicitaciones por su actitud valiente y  como  político de oposición nunca olvidaré el sacrificio de ustedes.

0 Comentarios:

Publicar un comentario

Suscribirse a Comentarios de la entrada [Atom]



<< Página Principal


 
Free counter and web stats