jose camejo suarez

miércoles, julio 07, 2010

Venezuela: Timerman criticó a Sigal por haber escrito el alerta

Cuestionó la falta de reserva del funcionario. Y dijo que si se trataba de algo grave, debió haber ido a verlo a él. Además, insistió con que no hubo ninguna otra comunicación anterior. El entorno del canciller lo toma como una “provocación”.

Por Luciana Geuna

BUENOS AIRES/07/07/10 /CLARÍN.-El canciller Héctor Timerman reconoció ayer diferencias con el subsecretario de Integración Económica Americana, Eduardo Sigal, por haber informado por escrito a sus superiores sobre una reunión en Caracas donde un enviado del ministerio de Planificación dejó fuera de un negocio bilateral a dos empresas argentinas. “Si él creía que era algo tan grave tendría que haberme venido a ver a mí o a su jefe inmediato”, dijo ayer Timerman en una radio confirmando la información publicada ayer por Clarín: “Tampoco lo mandó de una forma tan reservada como para que no lo vea el 90% de los miembros de la Cancillería. Evidentemente alguien lo iba a entregar a los diarios”.
Estas declaraciones confirman los ánimos cruzados dentro del Ministerio de Relaciones Exteriores, donde todas las fuentes consultadas coinciden en que Sigal sabía lo que hacía cuando puso por escrito que José María Olazagasti, el secretario de Julio De Vido había mantenido una reunión “paralela” con algunas empresas dejando afuera a Hidro Gruber y Ema Electromecánica S.A., dos compañías que venían participando de las rondas de negocios para un programa de suministro de bienes para la reconversión del sistema energético venezolano.
Según dijo Timerman, “el cable no dice nada importante, dice que dos empresas pidieron estar en una reunión y no fueron permitidas. Pero lo que no dice es que esas dos empresas son dos de las empresas que más negocios hicieron con Venezuela”.
En diálogo con Clarín, el ministro dijo que no hubo, de parte de Sigal, “ninguna comunicación ni a mí ni a Chiaradía (Alfredo, secretario de Comercio Internacional), ni previa ni posterior”.
En el entorno del nuevo canciller interpretan la decisión de Sigal como una “provocación”. Las razones son cronológicas: las tensiones entre el área de comercio y Planificación llevan cinco años pero el subsecretario mandó el cable pocos días después de la asunción de Timerman, el 22 de junio pasado.
Sin embargo, el conflicto por las empresas que quedaron fuera del proyecto comenzó mucho antes y avanzó por canales más informales que un cable diplomático. Según relatan fuentes del entorno de Sigal, el problema es la injerencia de Planificación en las empresas que terminan haciendo los negocios. “Veníamos alertando desde hacía dos meses”, explicó una fuente inobjetable de estas conversaciones: “Conversamos el tema con Planificación, en la Embajada, hacia arriba y hacia abajo de la Cancillería”.
Las quejas de Hidro Grubert y Ema se volvieron indisimulables cuando el 20 de abril pasado, Cristina Kirchner avaló en Venezuela 25 acuerdos -incluido el de las empresas seleccionadas por Olazagasti-. El 12 y 13 de abril se hicieron en Caracas los encuentros oficiales previos a la firma de la Presidenta donde participaron Chiaradía, Sigal y otros funcionarios técnicos de distintos ministerios. Cuarenta y ocho horas después aterrizó Olazagasti en un vuelo de Aerolíneas Argentinas.
Durante esos días, dejó fuera de juego a las dos compañías que desde entonces reclamaron que se sentían desplazadas. El viernes 25 formalizaron sus quejas en un fax al que Sigal respondió con el polémico cable reservado.

0 Comentarios:

Publicar un comentario

Suscribirse a Comentarios de la entrada [Atom]



<< Página Principal


 
Free counter and web stats