jose camejo suarez

viernes, noviembre 30, 2007

COMUNICADO EMITIDO POR EL COMITÉ PRO-DEFENSA DEL IUPMA

A esta redacción llegó una comunicación tipo panfleto calzado con la firma del COMITÉ PRO-DEFENSA DEL IUPMA, su contenido nos pareció interesante y por esa razón le damos cabida en esta página, sin que esto signifique acuerdo o desacuerdo con su contenido.
A LA COMUNIDAD DEL INSTITUTO
UNIVERSITARIO PEDAGÓGICO
“MONSEÑOR RAFAEL ARIAS BLANCO”
IUPMA

Hay situaciones en la vida que conducen a algunas personas a tener actuaciones poco cónsonas con su investidura, esto se agrava si hablamos de sujetos infelices que ejercen el sacerdocio. Hoy nos dirigimos a la comunidad del IUPMA y a quienes están, de alguna manera, relacionadas con el Instituto Universitario Pedagógico “Monseñor Rafael Arias Blanco” para, en cierta forma responder a Carlos Boully, a quien no llamamos sacerdote por considerar que le queda grande el título, deshonra el hábito cural y en consecuencia perjudica el ámbito de la Iglesia venezolana.
Boully sabe, de allí su desesperación, que la Fundación Universitaria “Monseñor Rafael Arias Blanco”, no está autorizada por el Ministerio del Poder Popular para la Educación Superior para impartir clases en el IUPMA. Por tanto, invitamos a Boully para que le muestre, entregue a los estudiantes el documento que acredite a la precitada Fundación para administrar clases en el IUPMA o en cualquier otra parte. Boully sabe que sin cumplir los requisitos establecidos en los Estatutos de la Asociación Civil, valiéndose de un acto completamente írrito, pretende adueñarse del patrimonio y usurpar, descaradamente, sus funciones.
Boully sabe mentir, y esto lo sabe Dios, cuando dice que actualmente los estudios en el IUPMA son de bajo costo, sabemos que el carácter popular del Instituto se perdió desde que él y su equipo asumieron ilegalmente el control de la institución y para evitar cualquier supervisión del Ministerio del Poder Popular para la Educación Superior despidió a los docentes que cobraban por el Ministerio de Educación y que permitía abaratar los costos de los estudios. Invitamos a los estudiantes (cada uno sabe lo que cancela por unidad crédito) a verificar en otras instituciones de educación superior privadas qué tan bajo es el costo de sus estudios en el IUPMA.
Boully sabe que no hubo renuncia voluntaria de los docentes que estaban en nómina y que mediante un Convenio Apep – Ministerio de Educación cobraban parte de su sueldo por este último organismo hecho que permitía cubrir, aproximadamente, el 70% de la nómina del personal docente y así mantener el carácter popular del IUPMA. Si es honesto que confiese que valiéndose de subterfugios logró la reubicación de los docentes en otras nóminas y que el pago que realizó a los mismos fue negociado con cada uno ante un fallo del Ministerio del Poder Popular para el Trabajo a favor de los docentes.
Ahora pretende Boully, con recursos panfletarios, borrar 23 años (1978 – 2001) de labor intachable del IUPMA, tiempo en que el estudiante y la calidad de su formación como docente de Educación Técnica fue la prioridad del equipo que fundó, desarrolló y consolidó a la Institución.
Consideramos oportuno y pertinente invitar a los estudiantes y a los demás miembros de la comunidad iupmista a formularse las siguientes preguntas:
-¿Por qué han venido borrando el nombre de la Fundación Universitaria “Monseñor Rafael Arias Blanco” en el texto de los títulos que otorga el IUPMA?
-Si no existen problemas con la legalidad de los títulos, entonces ¿Por qué habilitan un Registro del Estado Miranda y justo en la fecha que tienen los títulos? ¿Por qué los graduados no registran su título en el Registro Principal de Caracas?
En cuanto a la Sede Nacional del IUPMA, ubicada en El Paraíso ¿Por qué no presenta los documentos que acreditan como propietaria legítima a la Fundación? y ¿Por qué, recientemente, contrató un servicio de cerrajería para entrar por la fuerza a la casa propiedad de la Asociación?
Le decimos a la comunidad universitaria que nuestra intención es rescatar, junto con la Asociación civil Instituto Universitario Pedagógico “Monseñor Rafael Arias Blanco” el necesario estado de Derecho en el proceso académico que se lleva a efecto en el IUPMA; en esto no hay nada oscuro, no decimos mentiras, no apelamos a la manipulación, todos conocen la posición asumida por la Asociación, esta ha sido publicada en la prensa nacional y expresada a través de la radio y la televisión y desde hace cinco (5) años vienen haciendo este planteamiento ante los organismos jurisdiccionales competentes y sabemos que no descansarán, a pesar de la magnitud del poder al que se enfrentan, hasta que se haga justicia y se cumplan las leyes, puesto que les asiste la fuerza de la razón legal, moral y ética. Que no les quepa la menor duda a Boully, él y su equipo tienen muchas cosas pendientes con la Ley que deberían explicar a los miembros de la comunidad, actuar con la verdad, sin subterfugios y sobre todo con honestidad.
En solidaridad con la Asociación Civil Instituto Universitario Pedagógico “Monseñor Rafael Arias Blanco” IUPMA.
EL COMITÉ PRO-DEFENSA DEL IUPMA

0 Comentarios:

Publicar un comentario

Suscribirse a Comentarios de la entrada [Atom]



<< Página Principal


 
Free counter and web stats